hace tiempo que no borro los mensajes Spam

Klee von Trier (Eduardo Rega)

Spam 11: UC7S1

“Un Ángel en el momento de alejarse de algo sobre lo cual clava su mirada.” Dijo Walter Benjamin sobre el cuadro de Paul Klee Ángelus Novus. El ángel puede funcionar como símbolo de proyecto, entendido éste como lanzamiento de un proyectil desde el presente que mira de reojo el origen, el pasado, sus antecedentes. Si cualquier actividad que implique una propuesta la entendemos como proyecto, podríamos decir que la crítica es ese ángel y la obra a criticar es ese algo del que se aleja y sobre el que clava su mirada. (t+cMetaC)

Cómo disfruté del regalo, aún no habían llegado las cuadrillas de limpieza y maquillaje para restaurar el orden oficial, y hacerlo desaparecer pulsando el botón de reset. Todo estaba así, como resultado de un acontecimiento, repleto de huellas de una gran acción colectiva. La ausencia física de las personas las hacía más presentes que nunca, le daba sentido a todo aquel paisaje de residuos. El fular de la novia aún estaba enganchado a la farola frente al teatro, tenía restos de carmín y las quemadas de cigarro formaban una constelación. Bajo uno de los columpios del parque de San Telmo se cobijaba un zapato de tacón sin tacón, él había decidido acompañarla a casa descalzo de un pié. Las atracciones infantiles, que pronto se irían a otra parte, estaban descubiertas con restos de refresco y vasos de plástico, aún se oían los ecos de las risas. Las declaraciones grabadas con llave atravesando la corteza de un árbol aún estaban frescas, y en la base, uno de los pares de unos pendientes. (t+cWW)

Secuencia dos, (suena música de George Baker – Little Green Bag. Plano de exterior. Los seis hombres salen del restaurante y caminan ralentizados hacia el cuadro) (t+cLR)

Map 11: Klee von Trier


El Ángel es el proyecto que mira de reojo el origen y se alimenta de las turbulencias del progreso. Expande las posibilidades pero es específico, sintético y táctico. El proyecto es invisible. Es una entidad que gestiona: son las actividades y acontecimientos que facilita las que son visibles.

El proyecto no pulsa el botón Reset, sino el GO!: desencadena reacciones y posibilidades. Es el foro de los experimentos colectivos, el residuo de libre apropiación. Soporte para la invención y construcción de historias. Historias como aquellas que especulan sobre qué es arquitectura: Fulares que recortan constelaciones, tacones como templos o pirámides de las hormigas, árboles tatuados con experiencias individuales, nuevas topografías adhesivas de surcos de Coca-Cola.

Parece que cada vez somos más los que caminamos hacia el cuadro del ángel, alimentados por catástrofes, observando con detenimiento las infraestructuras precisas y preparadas para lo impredecible. “Capacidad de ciertas estructuras de actuar como andamiaje de una compleja serie de eventos que no han sido previstos por el arquitecto; significados y emociones que están lejos del control de un autor individual que evolucionan continuamente con el tiempo.” (Allen Stan, “Infraestructural Urbanism”, en Points and lines: Diagrams and projects for the city, Princeton University Press, Nueva York, 1999. Traducción de Alex Giménez Imirizaldu)

Pero ahora pienso que el ángel de Klee, se ha hecho humano, como aquél que interpretó Bruno Ganz en El Cielo Sobre Berlín. Está entre nosotros y porta las características propias de un niño: inocencia, inquietud, búsqueda, experimentación, valentía… Características que, al contrario de un ser humano cualquiera, se van expandiendo a medida que pasa el tiempo. Caminamos hacia ese cuadro que ha seleccionado una cámara de cine. No sabemos cuál es la película, pero el director podría ser Quentin Tarantino, ya que la estructura narrativa va a ser impredecible, entonces sí sonaría George Baker. Aunque, pensándolo mejor, probablemente sea David Lynch, ya que no sólo la estructura narrativa, sino que la propia narración es impredecible. Mezcla narraciones, estructuras, atmósferas, episodios piloto de series que no tuvieron éxito, cortos… Pero en este caso, toda esta complejidad no se encuentra en un terreno de juego político, de negociación entre partes, esto le tocaría al espectador. Cualquier cosa que proponga será válida.

Sin embargo, parece que lo que suena es el aria Lascia ch’io pianga de la ópera Rinaldo, de Händel. El cuadro muestra una ventana abierta, y contemplamos el proceso, a cámara lenta, en que un niño de dos o tres años (el ángel) diseña y construye la estrategia para alcanzarla. Arquitectura. Sus padres, mientras tanto, hacen el amor y llegan al clímax. El director podría ser Lars von Trier, aquél que parte de condiciones iniciales específicas que en el transcurso de un proceso complejo, van reaccionando en un juego político de itinerarios impredecibles. La cámara la lleva él, la sostiene en el hombro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s