hace tiempo que no borro los mensajes Spam

Aleatorio Cajones (Javier Sancho)

Spam 41: T1C10V1

Tenemos material suficiente en el que basarnos para afirmar nuestra hipótesis inicial, múltiples entrevistas, escritos, y cómo no, en el medio en que mejor se desenvuelve, sus películas. Es en la conversación que mantiene con Hans Kollhoff  en 1987 para la revista Quaderns donde concentran mayor cantidad de apreciaciones y reflexiones sobre el estado de la ciudad actual y los instrumentos de transformación del territorio. En los sucesivos capítulos se explorarán los acercamientos que hace Wenders al campo de la arquitectura. El trabajo se estructura como una lista, un conjunto de episodios, cuyo orden de lectura no tiene porqué ser lineal. Cada uno de ellos comienza con citas del director en esa entrevista que mantiene con Kollhoff. Estos bloques constituirán descampados en los que intervendremos mediante textos teóricos con referencias a la sociología, a la teoría de la arquitectura, al urbanismo, al paisajismo, algún cuento… De tal manera que ocuparemos, especularemos y luego desocuparemos para que vengan otros y se apropien con igual libertad. Los episodios tendrán la oportunidad de reaccionar entre sí en el capítulo final, interferencias de la lista. Será uno de los resultados posibles de la reacción intertextual. Este dejará huellas sobre un material teórico resiliente, capaz de recuperar su forma inicial con efectividad, haciéndose susceptible de recibir nuevas huellas en el futuro, sin obstáculos de huellas pasadas. Para ello huimos de imposiciones. (t+cWW)

¿Cómo sería la bolsa de fontanero del Tarantino arquitecto? En primer lugar encontraríamos cómics de Flash Gordon, series de televisión como Barbarella y mucha música, porque desde su más temprana edad le envuelve la cultura pop y su imaginería. No palparemos obras de Palladio, sino envases de comida congelada, plásticos, prefabricados, residuos, neumáticos… También carecerá de los prejuicios que se imparten en las escuelas ya que Tarantino no estudió en ninguna escuela (abandonó los estudios a los 17 años), se formó como dependiente de un arqui-club (lugar donde se alquilan arquitecturas en VHS). Allí organiza ciclos de arquitectura revisitando obras de sus autores favoritos, entre ellos se encuentra Archigram, Yona Friedman, Cedric Price, Superestudio, Constant… Se nutre de los congresos CIAM y lee con especial interés a teóricos como Robert Venturi. Le interesa el postmodernismo, no como frívola y gratuita apropiación de un revival estilístico historicista, sino como anulación total de estilo mediante la hibridación, la apropiación de la cultura popular, el descentramiento de la autoridad intelectual y científica y la desconfianza ante los grandes relatos. Con la experiencia en este arqui-club se convierte en una enciclopedia de arquitectura. Luego se pasa a hacer proyectos. (t+cATarantino)

Vamos a ordenar sobre una mesa el material que hemos encontrado: películas de blaxploitation, cine de hongkong, films de serie B y de serie Z, espagueti western, la nouvelle vague, películas de leyendas del cine como Samuel Fuller, pasando por Abel ferrara o Brian de Palma. Además de cómics, revistas pulp y música. Combina lo más exquisito con lo más canalla e incluso con la reconocida basura cinematográfica. Todo ello, en bruto, lo encontramos en su bolsa de fontanero, su universo propio, un lugar sin jerarquías ni distinciones. Quentin Tarantino está considerado por la crítica como uno de los directores de mayor influencia del momento por su talento como guionista y por su brillantez a la hora de tomar riesgos y no repetir fórmulas. (t+cATarantino)

Map 41: Aleatorio Cajones

Propongo un “divertido” juego, en el que todos somos directores, arquitectos de una producción aleatoria, dependiendo del momento de interpretación, de la situación que condicione nuestros sentimienos…Vaya, que aleatorio es todo.

Por igual, repetir el juego al día siguiente, pudiendo ser diferentes los resultados a pesar de elaborarlo la misma persona, los mismos objetos a tratar…Vaya, volvemos a toparnos con la aleatoriedad.

Intentemos, sin cesar en el empeño, ser “Tarantinos” un nuevo día, y otro. ¿Acaso no lo somos todos y cada uno de nosotros? ¿De qué dependerá el éxito en nuestras propuestas? Supongo que, en un principio, en la satisfacción personal, pero pocas veces es saciada porque siempre nos pedimos un poco más. ¿Es inalcanzable la Felicidad Absoluta? ¿Es el Carpe Diem un instante, un objetivo o una ironía? Por lo pronto, divirtámonos.

Como alguien dijo, descontextualicemos y convirtámonos en artistas. ¿Y no sucede esto todos los días?

El objetivo: la autosatisfacción. Una vez identificadas las imágenes, que nos remiten a un lugar y momento concreto (si no se produjo, recomiendo encarecidamente verlas), dispongámolas sin las telarañas otrora almacenadas en nuestras cabecitas y, como el “genio” Tarantino, utilicémoslas cuando nos parezca adecuado, sea para elaborar un cuento, un nuevo mapa de recuerdos,… o la planta de algún proyecto.

Sería conveniente aderezarlo con una buena banda sonora. La dejo a elección del participante, pero siempre debería figurar “Where is my mind”, puede ser que nos inspire…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s